Tu peor enemigo: el miedo

El miedo es natural en el prudente,

y el saberlo vencer es ser valiente.

Alonso de Ercilla y Zúñiga (1533-1594) Escritor español.

No temas ni a la prisión, ni a la pobreza, ni a la muerte. Teme al miedo.

Giacomo Leopardi (1798-1837) Poeta y erudito italiano.

###

El que teme el sufrir, ya sufre el temor

¿Hay algo más humano que el miedo? Lo dudo. TODOS tenemos miedo. TODOS. Tú y yo también. Pero eso está bien. Es natural. Lo que no está bien ni es natural es dejarse vencer por el miedo. 

«Valiente es el que tiene miedo pero sabe afrontarlo. Cobarde es el que deja que el miedo le domine». ¿Qué tipo de persona quieres ser?

A continuación voy a hablar de los dos miedos más grandes que existen. Creo que si vencemos a estos miedos, podremos vencer a cualquier otro. Estos miedos son LA MUERTE y EL FRACASO.

La muerte

Hay muchas formas de vivir la vida, pero a grosso modo, la vida se puede vivir de dos formas: con valentía o con miedo.

Si nos paramos a pensar un momento, ¿qué es lo peor que nos puede pasar en la vida? Que muramos, ¿verdad? Pues tengo una mala noticia: desde el momento en que nacemos, ya estamos muertos. Más tarde o más temprano, pero la vida es sólo una etapa en el camino. No hay nada de malo en esto. Todo lo que nace debe morir. El día que tengamos que partir, tú, yo o cualquier ser vivo del mundo, lo haremos sin más. Aquí entrarían las creencias religiosas o espirituales de cada uno, dándole un u otro significado a esa partida; pero en términos generales, debemos grabar a fuego en nuestras mentes lo siguiente: «algún día voy a morir». Una vez tengamos claro esto, nos liberaremos de una pesada carga. Una vez entendamos que lo peor que nos puede pasar ya lo tenemos asegurado, estaremos aceptando y podremos vivir en paz.

El fracaso y la zona de confort

Salir de nuestra zona de confort también nos asusta mucho. Es lógico, se está muy bien en ella. Siempre y cuando entendamos estar bien con estar ni fu ni fa. A mi me asustaba salir de mi zona de confort porque me daba miedo cagarla. Me daba miedo caerme por un precipicio. Me daba miedo equivocarme y que mi error fuese insalvable. Resumiendo: me daba miedo salir de mi zona de confort y fracasar. Ahora lo que me da miedo es la zona de confort, porque quedarme encerrado en ella significa tener una vida plana y aburrida. Si me paro a pensar y echo la vista atrás, todos mis grandes logros y satisfacciones personales han venido a raíz de salir de mi zona de confort. Yo no sería el tipo de persona que soy ahora si no me hubiese aventurado a ir más allá y explorar la zona de sombra, que yo llamo zona de éxito. Al principio, salir de la zona de confort no es nada fácil. Mi madre, tal vez sin saberlo, me ha ayudado muchas veces a seguir adelante cuando más lejos he ido en las salidas. Pero, poco a poco, descubrí por mi mismo que es durante esas salidas cuando ocurre la magia. En la zona de confort la magia no existe. Está más allá, en la zona de éxito. No tengas miedo, sal de tu zona de confort. Haz todas esas cosas que siempre has querido hacer y que el miedo no te ha dejado hacer. Lánzate y disfruta de la experiencia, no te vas a arrepentir. Es posible que fracases, pero ese fracaso será mejor que nada. Todo fracaso lleva implícita una lección. Y toda lección aprendida nos hace crecer como personas. No temas ni juzgues el fracaso. Acéptalo y aprende de él. Y después sigue intentándolo.

Es imposible vencer a alguien que nunca se rinde. No te rindas.

Discusión

  1. Nazaret
    • Manu
      • Nazaret

Deja un comentario