Salad King

—Máquina, paso a recogerte a las 21:30h para ir a cenar por ahí, ¿vale? —dijo Miguel desde el otro lado del teléfono.

—Bufff… Estoy con la dieta, tío.

—Por un día que te la saltes no pasa nada.

—Bueno… Supongo que no.

—Va, te veo en un rato. ¡Chao!

—¡Pero este mes no me pillas más, cabrón! —dijo Daniel, aunque demasiado tarde, su interlocutor ya había colgado.

Miró la hora en la pantalla de su teléfono. Las 20:03h. Aún tenía tiempo de ir a correr un poco para compensar el atracón que se iba a pegar esa noche. Se quitó la batamanta, se calzó las zapatillas de deporte y, según iba vestido, salió a la calle. Caminó hasta el inicio del “Carrilet” y comenzó a trotar.

Seguir leyendo →