Viajar

Nunca fui un niño que quisiese viajar. De hecho, hasta los dieciséis años no tuve la oportunidad de volar.

Tampoco lo eché de menos. Por ese entonces, yo, no era la persona que ahora soy.

Pero de repente, un día, algo en mi mente cambió. Me di cuenta que la vida es efímera, corta. Me di cuenta que lo que no hayas vivido, habrá sido tiempo perdido.

Y compré una mochila.

El que me la vendió pensó que hacía un buen negocio. Pensó que estaba vacía. Pero que va. Estaba llena de ilusión, aunque él no lo comprendía.

Seguir leyendo →

La ovejas del tío Manolo

La primavera apenas estaba despertando. La intensidad del invierno había pasado y las ovejas del tío Manolo pronto serían esquiladas.

Tío Manolo era un pastor gallego que emigró a la Sierra de Cantabria cuando su esposa perdió la vida intentando dar a luz. Desde entonces, su vida fue por y para las ovejas, a las que estaba muy unido. Se dice que en más de una ocasión se había unido a alguna de ellas de forma literal, incluso. De hecho, si vas a la Sierra de Cantabria y preguntas por tío Manolo en cualquier bar, te responderán:

Seguir leyendo →

All in

—Hagan sus apuestas, caballeros —anunció el crupier mientras repartía dos cartas a cada jugador.

Santiago contó 5 dólares y los colocó sobre la mesa. Adolfo lo imitó. Acto seguido ambos cogieron sus cartas y las observaron con atención. En la mano de Santiago había dos ochos, de picas y diamantes; en la de Adolfo un As y una Ka de tréboles.

—¿Desea usted subir la apuesta, señor? —preguntó el crupier a Santiago.

—No, estoy bien así.

—Estupendo. —Volvió su mirada hacia Adolfo—. ¿Y usted, señor?

Seguir leyendo →

Los cambios siempre son interesantes

El otro día me pasó algo increíble. Ni siquiera la palabra increíble es lo suficientemente fuerte para definir la extraordinariedad de lo que me pasó.

Mira, todo ocurrió en la peluquería. No la peluquería a la que voy siempre, sino una peluquería nueva. Dicen que el cambio siempre es interesante, y doy fe de eso. Si hubiese ido a mi peluquería habitual nada de lo que voy a contarte hubiese ocurrido. Pero el caso es que fui a una peluquería nueva y sí, lo que voy a contarte ocurrió de verdad.

Seguir leyendo →

Una cena cualquiera en familia

Hola, mi nombre es Héctor y antes de comenzar con el relato hay algo que debo aclarar: soy vegetariano.  Ya está, comienzo con la historia.

Son las 20.23h de un día cualquiera de un mes cualquiera. Estoy de camino a casa de mi madre para cenar con ella. No es que no me las apañe bien en la cocina, sino que a ella le gusta que vaya de vez en cuando. “No vienes nunca a ver a tu madre” me echa en cara. “Ok mamá, esta noche voy” le contesto sin mucha seguridad. Ya me conozco como son las cenas en su casa. Primero te echa en cara cualquier cosa que le venga a la mente; después te hace preguntas absurdas; a continuación cuestiona tus decisiones; seguidamente se escandaliza si te enfadas porque no respeta tus decisiones; entonces vuelve a repetir las preguntas absurdas; finalmente decide que no la quieres y estás trastornado porque decides poner fin a la cena e irte a tu casa, donde estás la mar de tranquilo y eres casi feliz. ¿Demasiado complicado? Espera, ahora lo entenderás mejor.

Seguir leyendo →