Nuevos mundos

"¡Uooooo!"

Otra vez esa sensación. "¿Por qué nunca me canso de sentirla?" Seguí caminando, con los ojos abiertos como platos. Magnífico. El sol estaba justo sobre mi cabeza, pero no me importaba. Exóticos olores inundaban mi nariz. Con los ojos semi-cerrados traté de localizar el origen de ese desconocido aroma, pero me dejé distraer por las vistas. Las personas vestían ropas tan raras como fascinantes. Hablaban una lengua desconocida y su olor era diferente. El paisaje recordaba a otros pero no se parecía a ninguno. Fantástico.

Seguir leyendo →