Quiero estar soltero porque aún no te he conocido

Quiero estar soltero.

Quiero estar soltero, sí. Pero quiero estar soltero porque aún no te he conocido.

Aún no sé cómo te llamas ni de qué color es tu cabello. Puedo imaginar una melena rubia, o castaña, o negra, o roja, pero no importa, las cosas nunca son como imaginamos que son. Tampoco sé cómo de fuerte me golpearás cada vez que te haga rabiar mientras estemos en la cama, recién levantados, haciendo planes para ese día y riéndonos de cualquier tontería. Porque eso sí que lo tengo claro, eres tonta, como yo. Te gustará hacerme reír con tus tonterías y te reirás con las mías. El resultado siempre será el mismo, dos tontos felices riéndose juntos.

Tampoco sé cómo sonríes. Lo que sí sé es que lo haces a menudo. Sonríes y te gusta hacerlo porque amas la vida y tienes sueños. Sueños que quieres cumplir y vas a cumplir. Porque aún no te he conocido, pero sé que sabes lo que quieres y luchas por conseguirlo. Como yo.

Quiero estar soltero porque sigo sin haberte conocido. Porque aún no hemos compartido una botella de vino. Porque aún no nos hemos ido a la cama juntos, sin ropa, sin miedo y sin remordimientos. Porque aún no me he quedado dormido con tu cabeza en mi pecho, mucho rato después que tú me dieses el beso de buenas noches y cerrases los ojos con media sonrisa en los labios. Aún no te conozco, pero sé que tus labios son bonitos. Tan bonitos que me quitarán el sueño.

Todavía no sé qué significa sentarme a tu lado en el avión. Por eso quiero estar soltero. Porque no sé qué se siente al vivir una experiencia desde dos puntos de vista: el mío y el tuyo. Escucharte vivir. Escucharte sentir. Escucharte aprender. Aún no sé cómo se vive todo esto. Pero lo que sí sé es que tu entusiasmo es contagioso y que cualquier persona se sentiría afortunada de tenerte a su lado.

Quiero estar soltero, sí. Porque no sé qué es echarte de menos. No sé cómo me sentiría si te tuviese lejos queriendo tenerte cerca. Pero una vez más, algo sí que sé. Tenerte lejos me haría daño, porque aunque todavía no te conozca, sé que el día que lo haga querré tenerte cerca, salvo que tú quieras tenerme lejos. Pero si tú quieres tenerme lejos, es porque no eres la persona a quién le escribo esta carta.

Tampoco sé que es estar tomándome unas cervezas con mis amigos pero tener media cabeza puesta en ti y en la cara que pondrás cuando vuelvas del trabajo, tardísimo, y encuentres la casa llena de velas y tu cena favorita en la mesa. Ni siquiera sé como es tu letra ni como se verán las notitas que me dejes escondidas en el libro que esté leyendo o entre las cosas del trabajo.

Quiero estar soltero porque aún no se que es tener una conversación contigo. No sé nada sobre tu pasado, tus miedos, tus inquietudes o tus pasiones. No sé nada sobre tus ilusiones. Todavía no comprendo porque tus ojos a veces brillan y otras se apagan. No puedo hacerte sentir querida, comprendida ni protegida; porque aún no te conozco.

Por último, quiero estar soltero porque sé que algún día nos conoceremos. Y cuando nos conozcamos, no quiero que haya nada ni nadie entre nosotros. Ese día te miraré a los ojos y te diré:

Sabia que algún día nos conoceríamos, por eso estoy soltero.

 

Discusión

  1. Eugenia Viera
    • Manu
  2. mari
  3. Brv17
    • Manu
  4. Lau
    • Manu
  5. jose
    • Manu
  6. Cristina
    • Manu
  7. Sofía
    • Manu
  8. Judith
    • Manu
  9. Beatriz
    • Manu
  10. Ana
    • Manu
  11. Javiana
    • Manu
    • Manu
  12. Isabel Saules
    • Manu
  13. Ana García
    • Manu
  14. Angela
  15. angelixa
    • Manu

Deja un comentario