Encontrarme conmigo mismo mientras cierro los ojos

Lago bosque

Cierro los ojos. Veo un pequeño lago rodeado por el bosque más maravilloso que se pueda imaginar. Los árboles son verdes y el cielo azul. Me siento en la orilla. No existe el tiempo. Ni el dolor. Ni las emociones. No hay nada. Nada excepto paz. Abro los ojos. La percepción del tiempo vuelve a mi y me pregunto cuanto rato habrá pasado. No puedo saberlo. Mi vida sigue.

Cierro los ojos. Veo el mar desde las rocas mojadas de la costa. El atardecer ocupa toda la extensión del cielo. Desde el horizonte hasta el más allá. Hace viento. Veo las olas romper contra las rocas. Pequeñas gotas de agua salada me mojan la cara y siento como dentro de mí quema una gran llama. Puedo notar el flujo de la vida en mi interior. En mi alma arden juntos el amor, la vida y la paz. Abro los ojos. Mi cara está seca. Mi vida sigue.

Cierro los ojos. Veo una pequeña aldea, entre las montañas. Está amaneciendo y el rocío brilla sobre la abundante y verde vegetación. Los pájaros empiezan a cantar. Camino por las calles de tierra e intercambio saludos mudos con cada una de las personas que voy encontrando. No hablo su lengua. Ellos tampoco la mía. Eso simplifica mucho las cosas: sólo hay lugar para la cortesía y el respeto. Me siento bien. Me siento en armonía con el universo. Respiro hondo. Abro los ojos. Suelto el aire muy despacio. Mi vida sigue.

Cierro los ojos. Delante de mi hay una mochila. Esta llena a rebosar. Ropa, el ordenador, una cámara y un billete de avión. Sólo de ida. No sé a donde. No me importa. Tengo los ojos cerrados, cualquier lugar será mágico. Cuelgo la mochila de mis hombros y comienzo a andar. Ando hacia la libertad. No existe el tiempo. Ni el dolor. Siento como dentro de mi quema una gran llama. Puedo notar el flujo de la vida en mi interior. Me siento bien. Me siento en armonía con el universo. Abro los ojos. Respiro hondo. Un sueño se dibuja frente a mí. De repente no quiero tener que cerrar más los ojos. Quiero que mi sueño sea real. Sonrío y me prometo que lo conseguiré. Cueste lo que cueste, pero lo conseguiré.

Deja un comentario